San Honorato, Santo de los panaderos

San Honorato, el Santo de los Panaderos

El 16 de mayo se celebra el día de San Honorato, patrono de los panaderos. Fue el tercer obispo de Amiens (Francia) en el siglo VI, luego de que San Beat, su maestro y guía espiritual, falleciera.

Honorato (nombre latino que significa «persona a la que se honra por sus merecimientos«) nació en Port-leGrand, en Pothieu, y fue miembro de una familia religiosa y honorable.  Murió en su ciudad natal el 16 de mayo del año 600.

Aseguran los historiadores que, durante su consagración, sucedió un hecho asombroso en donde los asistentes vieron descender sobre su cabeza un rayo divino y un aceite misterioso.

¿como nació la historia de San Honorato?

Cuando en su casa paterna se supo la noticia de que había sido proclamado obispo, su ama, que se encontraba cociendo pan, muy incrédula dijo que sólo creería aquella nueva si la requemada pala para hornear que tenía en la mano echaba raíces y se convertía en árbol. Se dirigió al patio de la casa y plantó la pala, y fue así como ésta se convirtió en una morera (Es una especie de árbol que produce varias frutas pequeñas juntas en un eje central, parecido a las moras o zarzamoras) que pronto dio flores y frutos. Desde entonces, floristas y panaderos se disputaron el Santo patrón.

Honorato señalaba a los molineros y a los panaderos como sus protegidos. Por eso, frecuentemente en las imágenes y reliquias aparece con una pala de panadero en la mano. En países como Francia, España, Italia, Argentina y Perú es común ver, como todos los 16 de mayo, panaderos, molineros y comerciantes de harinas realizan una procesión en la que recorren las calles llevando panes para ofrendar a su santo.

El panadero Renold Theriens, en el año 1202, regaló en París terrenos para construir una capilla en su honor, y su panadería llegó a ser una de las más ricas de la ciudad.

En 1400, los panaderos de París establecieron su cofradía en la iglesia de San Honorato, celebrando desde entonces su fiesta patronal el 16 de mayo y propagando su devoción por todo el mundo.

No es de extrañar que se dedique un día especial a tan importante profesión, ya que ser panadero es ser artesano, artista, generoso y bondadoso, pues sus manos y su imaginación crean productos que son el alimento de millones de familias alrededor del mundo. La labor del panadero es incansable, por eso es un arte que se trasmite generación tras generación.

Aunque no en todos los países católicos los panaderos rinden culto a San Honorato, no cabe duda que el 16 de mayo será siempre el día en que los panaderos festejen su patronazgo.

Nos vemos

Jorge

Sobre jrbolado 15 Artículos
Naci en Puerto Montt, Decima región de Chile, vivo en Santiago hace mas de 22 años. Soy Fotografo y aeromodelista.

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*